domingo, enero 06, 2008

SELF PORTRAIT

Me envías una preciosa fotografía tuya, que me recuerda la primera vez que te vi. Luego iba todos los martes selectos al cine solo para encontrarme contigo. Me enamoraba locamente la idea de mirarte de espalda, tres filas mas atrás sin que tu me vieras. Era otra durante la semana con mi uniforme de colegio. Pero los martes era Fellinezca. como una extraña dentro de mi propio cuerpo. Un día coincidimos con una película de Werner Fassbinder, mezcla de soledad, miedo, aquella felicidad soñada y el deseo tortuoso, a ti no te gusto, pero a mi si. Lo que ocurrió luego creí haberlo visto en el cine, me tomaste por el brazo y me llevaste contigo. Tiempo después llore amargas lagrimas cual Petra Von Kant cuando te fuiste y me dejaste. Desde entonces te convertiste en una presencia habitual como las fotografías en los diarios, incluso en el tiempo que desaparecimos, hoy me vuelvo a sentir Maria Braun y Lolita simultáneamente. Como si diseñaras minuciosamente las palabras, en un primer plano lento, repetitivo y envolvente hasta causar un fuerte impacto preciso y certero en el centro de mi memoria de niña enamorada. Y créeme debo reconocer que tienes un estilo muy particular de hacerme recordar los diálogos como este.
Querelle, basada en la novela de Jean Genet Querella de Brest (1947).
NARRADOR: De un modo oscuro, Querelle comprendía que el amor es voluntario: uno tiene que desearlo. Aunque no se ame a un hombre, el poner el culo puede proporcionar placer... pero para darle tú a él tienes que quererle... al menos mientras se lo estás haciendo. Por eso, para demostrar su amor a Gil, tendría que renunciar a su pasividad... y Querelle lo intentó.
QUERELLE (abraza a Gil): Te quiero. ¡Qué lástima que no podamos estar siempre juntos!
GIL TURKO: Volveremos a encontrarnos.
QUERELLE: Estar juntos como ahora... eso es lo que me gustaría.
NARRADOR: La visión de la soledad en que había crecido su amor aumentaba el que sentía hacia Gil, a quien consideraba su único amigo y su única familia.
QUERELLE: Hasta ahora nunca había amado a un hombre: eres el primero.
GIL TURKO: ¿De verdad?
QUERELLE: De verdad.

1 comentario:

Isabella dijo...

..."comprendía que el amor es voluntario: uno tiene que desearlo...
que fuerte.
Aunque viniendo de ti.
no me sorprende.
Besos
I