martes, diciembre 18, 2007

No funciono sin café, es mas si yo fuera un producto mi instructivo diría: "Persona instantánea, solo agregue café".

Y esto fue escrito recién salida de la cama, sin café, sin dormir, sin aterrizar.
Estamos los tres o eso siento porque el...«me miraba sobre todo por detrás y desde el lado, no se preocupaba en absoluto por la semejanza, sino tan sólo por la expresión de los estados de ánimo».y Alma Mahler..Creo que somos cuatro, porque también hay un maniquí dentro de mi cama. Ninguno de ellos me dejo dormir anoche. Ella suena como un Xilófono antiguo de gemidos, el me pinta de negro el cuerpo, el maniquí solo nos mira. Tal vez porque anoche planificaba un performance relacionado con la cercanía, tan cerca, tan cerca que casi pueda sentir su respiración. Yo soñé con Oskar Kokoshka y Alma Mahler, con el apasionamiento entre la música y la pintura, con las letritas en minúsculas, con las palabras en susurros aquí pegadito de mi oído. Sentí como que un tigre me rugía, mostrándome los colmillos.


2 comentarios:

Celeste dijo...

Seríamos dos, en cuanto al café.

Tus comestibles... Hay unos cuantos que son realmente comestibles y de placentera digestión, sin duda.

Justo mi glosa, mi primera, Erato, en la que me comentaste fue escrita sacándome de la cama. Así como describe Jack Kenuac. Así como tú escribes aquí ¿No es una experiencia sublime?

Tu arte, el del pastillage, el de convertir azúcar pulverizada en más belleza, es como soñar en tierra y hacerlo realidad en cielo.

Un placer.

Beso celeste.

pastillagecreativo dijo...

Me estoy saltando el protocolo estival contigo. Ahora falta el helado.mejor un café de media tarde,esas mesitas del primu, que dan al jardín con vista a las maquinas antiguas de la imprenta del periódico.
Gracias por la merienda Celeste..te seguiré leyendo
Caro